Ecuador y Perú proponen institucionalizar la formación conjunta del personal del servicio exterior

Ecuador propone a Perú institucionalizar la formación conjunta del personal del servicio exterior

Tumbes, 09 de agosto de 2018

Ecuador y Perú propusieron institucionalizar la formación conjunta del personal del servicio exterior, al culminar el curso de capacitación ‘20 años de paz’. El evento se desarrolló en conmemoración de los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz entre ambos países, del 7 al 8 de agosto en Machala (Ecuador) y Tumbes (Perú), respectivamente.

El subsecretario de América Latina y el Caribe de la Cancillería ecuatoriana, Efraín Baus, destacó la importancia de capacitar continuamente a las nuevas generaciones de funcionarios del servicio exterior y propuso “institucionalizar este tipo de curso binacional para todos los funcionarios que inician la carrera diplomática”.

La capacitación acogió a más de 60 funcionarios de ambos países. En ella, se profundizó sobre temas relacionados a la relación bilateral, no solo desde la firma de los Acuerdos Brasilia en 1998 sino desde la instauración de los gabinetes binacionales en el 2007.

La Directora de América del Sur de la Cancillería peruana, Elizabeth Astete, reconoció que conocer la realidad de los países vecinos “es un elemento central para avanzar en la relación que tenemos por delante y que es estimulante compartir con jóvenes que son el futuro de la diplomacia de Perú y Ecuador”.

En el curso participaron, en el caso del Ecuador, representantes de distintas unidades de la Cancillería, la Secretaría Nacional del Agua, el Ministerio de Comercio Exterior y del Ministerio de Defensa Nacional a través de la Unidad de Desminado Humanitario. En el caso de Perú, representantes de la Cancillería peruana, Ministerio de Defensa y del Plan Binacional para la Integración Fronteriza.

Las presentaciones giraron en torno al desminado humanitario, los avances en temas de desarrollo como la integración vial, la lucha contra la pobreza, proyectos de salud, los asuntos ambientales, la declaración de la zona protegida Bosques de la Paz, el manejo transfronterizo de las cuencas hidrográficas y la interconexión energética, entre otros. También se hizo un recuento histórico sobre el proceso para llegar a los Acuerdos de Brasilia.

Al concluir, ambas delegaciones reconocieron los logros alcanzados, pero también los retos que existen en la relación bilateral. En los dos días de capacitación se evidenció el cambio de la relación entre ambos países que pasó de una política y diplomacia de cierre de fronteras, ante las dificultades, a estrechar los lazos de amistad y de trabajo conjunto en beneficio de ambas poblaciones.