Ecuador trabaja por el respeto de los derechos humanos y de la identidad de la comunidad otavaleña que reside en Chile

El Estado ecuatoriano defiende ante la Corte IDH la legalidad y legitimidad del referéndum y consulta popular
Bandera del Ecuador en el Palacio de Najas

Quito, 22 de junio de 2018

Ecuador trabaja por el respeto de los derechos humanos y la integridad e identidad de la comunidad ecuatoriana que reside en Chile, especialmente el pueblo Otavalo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, reiteró una vez más su rechazo por el acto de violencia, condenable desde todo punto de vista, que involucra a ciudadanos ecuatorianos, que segó la vida de Margarita Ancacoy.

Cancillería reiteró que se trata de un hecho aislado, por lo que espera que no afecte la vida de los connacionales residentes en ese país, que suman alrededor de 10.000, de ellos se estima que la comunidad otavaleña sobrepasa las 1.000 personas.

El viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, se reunió hoy con delegados de la comunidad de Otavalo y organizaciones indígenas como la Fenocin, quienes manifestaron su preocupación en tres aspectos: las posibles repercusiones en contra de los indígenas que se encuentran en Chile, como la xenofobia. Otro punto tiene que ver con la integridad de los detenidos en la cárcel, que pasa por la vulnerabilidad a la identidad cultural; y la posibilidad de que puedan cumplir su sentencia en Ecuador.

La Cancillería reafirma su gestión para garantizar los derechos humanos de todas las personas en movilidad, en particular de los pueblos indígenas, de acuerdo a la Constitución. El artículo 57, se establece “mantener, desarrollar y fortalecer libremente su identidad, sentido de pertenencia, tradiciones ancestrales y formas de organización social; no ser objeto de racismo y de ninguna forma de discriminación fundada en su origen, identidad étnica o cultural”.