Ecuador considera que cuenta con un balance positivo a 70 años de la Declaración Universal de DDHH

Ecuador considera que cuenta con un balance positivo a 70 años de la Declaración Universal de DDHH

Quito, 10 de diciembre de 2018

Ecuador consideró hoy que el balance de los 70 años de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “es positivo” para el país. Esto debido a “los adelantos experimentados y por la toma de conciencia de la necesidad de respetar y proteger a los seres humanos en igualdad de condiciones”, así lo señaló hoy el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana (subrogante), Andrés Terán.

“Hoy celebramos el 70 aniversario de esta Declaración que marcó el inicio de una nueva fase en la historia de la humanidad y que constituye la base para el desarrollo de normativa y políticas públicas para garantizar una efectiva protección de los derechos de las personas”, subrayó el ministro Terán.

En su ponencia ‘La República del Ecuador y su compromiso ante la Declaración Universal de los Derechos Humanos’, el canciller subrogante afirmó que pese a ese balance “en nuestra región apena constatar que todavía se violan los derechos a la vida, la libertad de expresión, acceso a la educación, a la salud y el respeto a los más vulnerables, niños, niñas y adolescentes y personas con discapacidad”.

El canciller subrogante destacó que en septiembre de 2018, “Ecuador se convirtió en el quinto país del mundo en ratificar las 18 convenciones de Naciones Unidas para la protección de derechos humanos”, igual que Ecaudor sólo han alcanzado este logro son Argentina, Bolivia, Bosnia-Herzegovina y Uruguay.

Ecuador considera que cuenta con un balance positivo a 70 años de la Declaración Universal de DDHH

La conferencia fue dictada en el marco de una jornada de balance del cumplimiento de la declaración, que se llevó a cabo en el paraninfo de la Universidad Andina Simón Bolívar y en la que participaron: el canciller subrogante, Andrés Terán, la ministra del Interior, María Paula Romo, la embajadora de la Unión Europea en Ecuador, Marianne Van Steen, el director para las Américas de Human Rigth Watch, José Miguel Vivanco, entre otros.

El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, sexo, religión, idioma, opiniones políticas, nacionalidad, ni ninguna otra condición.

La declaración dio paso al desarrollo de otros instrumentos, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales que tienen carácter vinculante y cuyos postulados han sido incorporados a los ordenamientos jurídicos de todos los países del mundo.