Cinco prioridades constan en el plan de trabajo de Ecuador con miras a presidir la 73 Asamblea General de la ONU

Canciller María Fernanda Espinosa, durante un conversatorio con agencias internacionales de prensa
Canciller María Fernanda Espinosa, durante un conversatorio con agencias internacionales de prensa

Quito, 23 de febrero de 2018

Cumplir los objetivos de la Agenda 2030, fortalecer el derecho internacional y promover los derechos humanos forman parte de las cinco prioridades que constan en el plan de trabajo que construye Ecuador con miras a presidir el 73 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El anuncio lo realizó hoy la ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, durante un conversatorio con agencias internacionales de prensa.

La canciller, que en septiembre podría convertirse en presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas tras 45 años de ausencia de Ecuador, explicó que existe una “necesidad” de fortalecer el trabajo el sistema de Naciones Unidas.

La propuesta ecuatoriana al respecto contiene seis ámbitos de acción que son: la promoción y protección de los derechos humanos: el fortalecimiento del derecho internacional y los mecanismos de cumplimiento; el desarme, la paz y la asistencia humanitaria; el financiamiento para el desarrollo; y el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“El día que presentamos la candidatura entregamos también un documento de visión de lo que debe ser el funcionamiento de la Asamblea General. Creo que hay que asumir este reto con total responsabilidad. Necesitamos construir un plan de trabajo completo para ese año que durará la presidencia”, subrayó la canciller.

La elección de la presidencia se efectuará el próximo 5 de junio. Se prevé que para mayo exista un debate entre los candidatos frente a los 193 Estados miembro. “Es una especie de audiencia”, aclaró la ministra, al tiempo que explicó que, de acuerdo al principio de rotación geográfica de Naciones Unidas, cada cinco años le corresponde presidir la asamblea a un país de América Latina y El Caribe.

Hasta ahora ninguna mujer de Suramérica ha ocupado el cargo. “Es un gran reto que tenemos por delante sobre todo considerando el escenario internacional, las correlaciones de fuerza a nivel geopolítico donde tenemos tantas crisis”, dijo la jefa de la diplomacia ecuatoriana.

La decisión de presentar la candidatura de la ministra Espinosa fue del presidente, Lenín Moreno. “Es un voto de confianza del presidente porque es el que propone esa candidatura. En días pasados se tomó la decisión, producto de una larga reflexión”, dijo la canciller.

En los últimos años, Ecuador logró posicionarse a nivel internacional debido a sus aportes al sistema de Naciones Unidas, la intervención y presencia del presidente Moreno en la 72 Asamblea General las Naciones Unidas y su liderazgo, en 2017, del Grupo de los 77 más China.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *