Cancillería junto al Ministerio del Interior y el MIES garantizan los derechos humanos de ciudadanos extranjeros y de los niños y niñas adolescentes de países sudamericanos

Sede en Quito de la Cancillería
Sede en Quito de la Cancillería

Quito, 06 de octubre de 2018

La Cancillería junto al Ministerio del Interior y el MIES ratifican en permanente preocupación y voluntad para trabajar por el respeto, garantía y protección de los derechos humanos de ciudadanos extranjeros y de los niños y niñas adolescentes que provienen de los países sudamericanos.

Con ese objetivo, se firmó un convenio marco de cooperación interinstitucional dirigido a promover acciones efectivas en favor de las personas en movilidad humana. Entre ellas, que reciban un tratamiento acorde con los principios de dignidad, humanidad y justicia; mientras que los niños, niñas, adolescentes y sus familias sean atendidos con prioridad, a través de un sistema complementario de protección especial, que se caracteriza por desarrollo de los principios, normas y postulado del derecho nacional y de los instrumentos internacionales.

Así mismo, se procura realizar un constante monitoreo de los flujos migratorios de los ciudadanos de los países sudamericanos que ingresan al Ecuador por los puntos de control fronterizos; la cooperación de estas instituciones en el ámbito de sus competencias, con miras a garantizar el cumplimiento de la Constitución y su legislación interna con relación a todas las personas en movilidad, especialmente niños, niñas y adolescentes y sus familias; así como el cumplimiento de las obligaciones contenidas en los instrumentos internacionales, relacionados a la protección de derechos humanos.

Otro de los temas que contempla el documento es atender y resolver los casos de atención prioritaria de las personas en movilidad, para lo cual la migración deberá ser ordenada, regular y segura, al amparo de los instrumentos internacionales, entre otros.

Para el cumplimiento de este convenio, las respectivas Secretarías de Estado deberán desarrollar las actividades de manera coordinada, dentro de sus competencias; brindar las facilidades para la ejecución de los mecanismos convenidos. Además, se deberá realizar un permanente monitoreo de los flujos migratorios en los puntos de control fronterizo, a fin de identificar casos que requieran de protocolos o procedimientos que permitan un adecuado ejercicio de los derechos.

En ese sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana tiene como responsabilidad emitir las políticas migratorias para regular los flujos migratorios, con base a los principios y leyes que contempla el convenio; coordinar y promover con las instituciones involucradas una adecuada aplicación de las políticas de movilidad humana, entre otras. Mientras que al Ministerio del Interior le corresponde ejecutar políticas migratorias adecuadas para registrar, controlar y regular los flujos migratorios, al tiempo de brindar apoyo y cooperar de acuerdo a sus competencias en el registro y control de los ciudadanos sudamericanos que ingresan al país.

Por su parte el MIES deberá diseñar y coordinar la ejecución del sistema complementario de protección especial; solicitar asistencia técnica y financiera a los organismos internacionales de manera articulada con la Cancillería, para complementar los esfuerzos y acciones del Estado, destinados a garantizar los derechos de las personas en movilidad humana.