Una madre de 12 años y su bebé de uno fueron repatriadas a Ecuador el día de ayer

Quito, 3 de marzo del 2021

La Cancillería, a través del Viceministerio de Movilidad Humana, atendió dos casos de vulnerabilidad y protección de los derechos humanos. Fue la situación de una niña de 12 años y su hija de uno, quienes retornaron a Quito ayer, luego de que el Consulado del Ecuador en Lima fuera notificado de la condición de extrema vulnerabilidad en la que se hallaban las menores en el Perú.

La madre habría dejado el Ecuador cuando estaba embarazada, en compañía de su supuesto padre adoptivo quien la ingresó de manera clandestina al país vecino. En febrero del 2020, la menor fue reportada en la capital peruana en situación de abandono y desprotección, junto a su bebé, por lo que fueron puestas bajo el cuidado de la Unidad de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú; y ubicadas en un centro de protección temporal, hasta gestionar el retorno al Ecuador.

Analizado el contexto general de la situación familiar de las menores en Ecuador por parte de la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Inclusión, Económica y Social del Ecuador; la Cancillería, a través de sus órganos (Consulado del Ecuador en Lima y la Coordinación zonal en Quito, con el seguimiento de la Dirección de Protección a Ecuatorianos en el Exterior), coordinaron el retorno de las niñas, asegurando el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes para ingreso al país. Al mismo tiempo, se formalizó el registro de la nacionalidad ecuatoriana de la infante, quien nació en territorio peruano.

Las menores viajaron con servicio de acompañamiento en la aerolínea y arribaron, el 2 de marzo al aeropuerto Mariscal Sucre, donde fueron recibidas por las instituciones ecuatorianas, para luego ser trasladadas a un centro de acogimiento temporal, para el respectivo seguimiento y asistencia del caso.