Canciller destaca las acciones impulsadas por el país para garantizar el desarrollo humano

Quito, 2 de marzo de 2021

El ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Luis Gallegos, participó en la presentación del “Informe de Desarrollo Humano 2020 del PNUD la próxima frontera: el desarrollo humano y el antropoceno”, que tuvo lugar hoy en Quito.

En su intervención, el canciller resaltó que la pandemia ocasionada por la covid-19 y sus devastadores efectos en todo el planeta “nos obligan a consensuar medidas urgentes para lograr la recuperación post covid de todos los países, sin dejar a nadie atrás, incluyendo principalmente a los más vulnerables”.

Por tal motivo insistió en que la prioridad de los organismos internacionales “deben ser los países en desarrollo, de renta media y baja, y aquellos cuyas economías han sido severamente golpeadas por la pandemia y sus consecuencias”.

El ministro Gallegos destacó que “Ecuador ha integrado en sus normas y política pública, la protección ambiental y la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica”.

En ese sentido resaltó que el país superó la «Meta Aichi» de conservar al menos el 10% de las zonas marinas y costeras para 2020, estas metas tienen como propósito  detener la pérdida de la naturaleza. En ese mismo objetivo, Ecuador adhirió a iniciativas como la “Alianza Global por los Océanos” y la “Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas”.

El país además cuenta con una Contribución Nacional Determinada que incorpora medidas para garantizar los derechos de los grupos vulnerables con enfoque de género. Además, avanza en la generación de políticas como la Estrategia Nacional de Financiamiento Climático 2021-2030, el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y el Plan de Descarbonización de la economía al 2050.

Estas acciones -sostuvo el Canciller- requieren ser fortalecidas a través de una mayor cooperación internacional basada en los principios de solidaridad, equidad y responsabilidades comunes pero diferenciadas, además de una participación activa de todos los actores relevantes con plena garantía de los derechos de acceso a la información, justicia y reparación.

El Informe sobre el Desarrollo Humano 2020 es la herramienta que permite a los países identificar el replanteamiento del desarrollo humano para el antropoceno; mecanismos de cambio para impulsar la acción y explorar parámetros para adoptar nuevas medidas para el desarrollo humano, nuevas normas sociales y mejores incentivos que, además estén en armonía con la naturaleza.