Ecuador será la sede de la próxima Conferencia Regional de la FAO

Quito, 21 de octubre de 2020

El ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Luis Gallegos, anunció hoy que Ecuador será la sede de la próxima Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que se realizará en 2022. El anuncio fue expresado durante su participación en la 36ª Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

Luego de agradecer el apoyo recibido por el Ecuador para ser anfitrión de la próxima conferencia, el canciller señaló que esta será una oportunidad para reafirmar el compromiso de los países de la región para alcanzar los objetivos de la FAO, los cuales forman parte de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

“Ecuador conoce la importancia de este espacio de debate, en el cual se definen las prioridades de trabajo en materia de alimentación, agricultura y desarrollo sostenible. Por tanto, nos comprometemos como país en asumir este reto y trabajar de manera conjunta para el éxito de este espacio de gobernanza regional”, destacó el ministro.

Añadió que es “fundamental” continuar con el fortalecimiento de la cooperación y la coordinación entre “nuestros países y la FAO, a fin de incrementar su eficacia y ganar esfuerzos hacia el desarrollo agrícola sostenible, la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Ecuador dedica sus esfuerzos a mejorar la política agropecuaria encaminada a una transición hacia la producción sostenible e inclusiva, reducción de la pobreza, mejora de las condiciones de vida de las personas en las zonas rurales y la protección de los ecosistemas más vulnerables.

En la cita, el canciller adelantó el interés del Ecuador en tratar el tema de la pesca en la próxima Conferencia Regional en 2022 y reiteró que las actividades pesqueras tienen un papel significativo en la provisión de alimentos, nutrición y empleo, en un contexto de conservación y uso sostenible de los océanos y los recursos marinos para el desarrollo.

Insistió en el beneficio del sector pesquero para la economía y seguridad alimentaria de los países de la región. Así mismo, señaló los desafíos y amenazas que afronta, entre ellos, la pesca ilegal no declarada y no reglamentada y los efectos del cambio climático.

La Conferencia Regional en 2022 coincidirá con la celebración del Año Internacional de la Pesca y la Acuacultura Artesanales, por lo que será una oportunidad para que América Latina y el Caribe discutan sobre este tema y se tomen medidas al respecto.