Ecuador comienza la elaboración de plan de acción sobre empresas y derechos humanos

Quito, 15 de octubre de 2020

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana realizó, en evento especial, el lanzamiento del proceso de elaboración del Plan de Acción Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos (PAN) en el Ecuador. Con ello, el país oficializa su compromiso de trabajar en una estrategia política para continuar fomentando las inversiones de calidad y proteger los derechos de las personas que podrían verse afectadas por la realización de las actividades empresariales.

Durante el evento, el canciller Luis Gallegos aseguró que el primer eje de su gestión como ministro se orienta a dar “una respuesta inmediata e idónea” a los desafíos de la pandemia del covid-19 y sus implicaciones socio-económicas. Esta visión se complementa -dijo- con los ejes relativos a la protección de los derechos humanos y el bienestar de todos, y con una actuación articulada con los organismos multilaterales.

“El Gobierno del Ecuador considera que es un momento oportuno para iniciar la elaboración de un Plan de Acción sobre Empresas y Derechos Humanos que, al tiempo de responder a la pandemia, proteja a las empresas, a las personas y a la sociedad, mediante la implementación de estándares voluntarios en esta materia a nivel nacional”, subrayó el canciller.

La coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en el Ecuador, Lena Savelli, saludó —por su parte— la centralidad de la promoción de los derechos humanos en la política exterior ecuatoriana y reconoció el liderazgo de sus gestores en los foros multilaterales.

De su lado, el embajador de la Unión Europea en el Ecuador, Charles-Michel Geurts, manifestó: “hoy somos testigos del compromiso que asume Ecuador para impulsar la agenda de conducta empresarial responsable en el marco del Proyecto CERALC”.

Desde julio de 2019, Ecuador participa en el Proyecto sobre Conducta Empresarial Responsable en América Latina y el Caribe (CERALC), diseñado y financiado por la Unión Europea y dirigido a limitar los impactos adversos que la actividad empresarial podría tener sobre las personas y el medio ambiente; así como tiene el objeto de mejorar su competitividad y aumentar la posibilidad de fortalecer la proyección internacional de las empresas en el mercado internacional.  El proyecto es implementado conjuntamente por la Oficina de la ACNUDH, la OIT y la OCDE.

Para el Ecuador, la elaboración de un Plan de Acción Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos, que incluye la implementación de estándares internacionales sobre empresas y derechos humanos, constituye un proceso complementario a la elaboración en Naciones Unidas de un instrumento jurídicamente vinculante sobre la materia.

En el evento, realizado hoy, participaron también el representante para América del Sur de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Jan Jarab; el vicepresidente del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, Dante Pesce; la relatora especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la CIDH, Soledad García Muñoz; la jefa de la Unidad sobre Empresas Multinacionales y Compromiso Empresarial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Githa Roelans, y la jefa de la Unidad de Conducta Comercial Responsable de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Cristina Tébar Less.