Los consulados ecuatorianos  emitirán el nuevo pasaporte biométrico a finales de noviembre 

Quito, 14 de septiembre de 2020

Número de palabras: 290
Tiempo de lectura: 1 minuto, 30 segundo

Los ciudadanos ecuatorianos podrán acceder al nuevo pasaporte biométrico que garantizará la seguridad de su identificación y simplificará sus viajes internacionales y procedimientos migratorios.

En el acto de presentacion del documento participó el Presidente de la República, Lenin Moreno, el canciller Luis Gallegos, el director del Registro Civil, Vicente Taiano y el Ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena. El Presidente Moreno es el primer ecuatoriano en obtener el nuevo pasaporte biométrico.  

“El Estado ha concretado una importante meta para beneficio de los ciudadanos. Con la puesta en circulación del nuevo pasaporte biométrico, nuestros documentos de viaje alcanzan los más altos estándares internacionales”, expresó el Canciller en su intervención. 

En acuerdo con el Registro Civil, el proceso de implementación prevé que las oficinas consulares ecuatorianas inicien la expedición del nuevo pasaporte a finales del próximo noviembre. Generalmente, se emiten unos 10.000 pasaportes mensuales para uso de los ecuatorianos en el exterior. 

El pasaporte biométrico, que cumple con las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional, contará con tres centros de impresión: Nueva York, Madrid y Quito. Se lo considera un paso trascendente en las negociaciones que Ecuador mantiene con los países del espacio Schengen para la exoneración de las visas de ingreso a la Unión Europea. 

Para lograr dicha exoneración es necesario que la Comisión Europea revise las listas de los países que requieren visa para ingresar al espacio Schengen, entre las cuales está el Ecuador. 

La Cancillería ha estado inmersa en los procesos de modernización del documento de viaje ecuatoriano como una política de Estado. Hace 17 años se sustituyó el pasaporte manual por el de lectura mecánica. Entre octubre de 2003 y agosto de 2020 se expidieron casi 6 millones y medio de pasaportes ordinarios.