Ecuador ratifica su compromiso en la lucha contra la Desertificación y la Sequía

Quito, 17 de junio de 2018

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana se unió al Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía y ratificó su compromiso en la lucha contra estos fenómenos.

Con ese objetivo el canciller, José Valencia, participó hoy en la apertura del evento internacional, en la Mitad del Mundo, junto al ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo y al secretario adjunto de la Convención de las Naciones Unidas para la lucha contra la Desertificación, Pradeep Monga. Así mismo asistieron los representantes de Naciones Unidas en Ecuador Arnaud Perald; y de la FAO, John Preissing, y delegados de diferentes instituciones y cooperantes internacionales.

“La Tierra es valiosa, invierte en ella” es el lema de esta convocatoria y la temática tiene relación a la bioeconomía e inversiones para el manejo sostenible de la tierra.

“Nos llena de orgullo ser anfitriones por primera vez en América Latina y el Caribe de la Observancia del Día Mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía», afirmó Valencia en su bienvenida a los participantes, a nombre del gobierno. Ecuador es miembro activo de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, (UNCCD) desde hace 23 años.

Manifestó que la política internacional de Ecuador en armonía con el plan de gobierno del presidente, Lenín Moreno, defiende la protección y conservación de la naturaleza. “El combate a la desertificación contribuye el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la que los países nos comprometimos a neutralizar la degradación de la tierra y de la sequía que afectan al ser humano y a la biodiversidad y a los servicios ecosistémicos».

Destacó que esta acción tendrá incidencia en la reducción de la pobreza, el hambre; además de empoderar a grupos vulnerables, mujeres y otro tipo de poblaciones que reciben efectos negativos; así como de manera indirecta contribuir a la reducción de la migración forzada y prevenir los conflictos.

Para Valencia, este año es de relevancia para el país ya que en el marco del Foro político de alto nivel sobre Desarrollo Sostenible, instancia que da seguimiento a la agenda 2030, presentará su examen nacional voluntario junto a otros 48 países, en el cumplimiento de los objetivos de índole ambiental.

Por su parte, Pradeep Monga, afirmó que se requieren países como Ecuador que lideren a nivel global la reconexión entre la humanidad y la tierra, a través del trabajo conjunto con comunidades y academia, y en alianza con la empresa privada.

El ministro Granizo se refirió a las iniciativas gubernamentales para contrarrestar los efectos del cambio climático y la desertificación. «Ecuador es el primer país de Latinoamérica en ser sede de las actividades para conmemorar la lucha contra la desertificación y la sequía, estamos muy orgullosos de ello.

Mientras que Peral, agregó que existen propuestas para rescatar a la naturaleza, que deben se visibilizadas a escala nacional e internacional. En ese sentido, destacó que en Ecuador se han tomado decisiones respecto al uso del plástico, especialmente la prohibición de usar sorbetes en Galápagos. “Necesitamos tener conciencia de que la enorme riqueza que representa la tierra, se puede acabar y de hecho se está acabando».

Preissing, en cambio, garantizó el compromiso desde la ONU y la FAO en apoyar al gobierno ecuatoriano con el Plan Toda Una Vida y con el cuidado de la naturaleza.

Día mundial de lucha contra la desertificación