El Gobierno coordina acciones para garantizar los derechos en casos de repatriación de ecuatorianos privados de libertad en EE.UU.

Quito, 16 de octubre de 2017

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana suscribió hoy un convenio de cooperación con otros tres ministerios con el objetivo de ofrecer un traslado con la mayor seguridad y derechos de treinta seis ecuatorianos privados de libertad en Estados Unidos que terminarán de cumplir en el país, cerca de sus familiares, sus penas de tráfico de drogas. Es la mayor repatriación realizada hasta la presente fecha.

En la suscripción participaron la Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa; la Ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos; Rosana Alvarado; el Ministro de Defensa Nacional, Patricio Zambrano; y el Ministro del Interior, César Navas.

La Cancillería conoce 661 casos de ecuatorianos privados de libertad en Estados Unidos de los que el 76% son de narcotráfico. Del total, son 15 mujeres. La mayoría de los privados de libertad son originarios de Manabí y Esmeraldas, provincias en donde se han registrado un número creciente de pescadores detenidos en aguas internacionales por asuntos de drogas.

“Es un paso muy importante para garantizar los derechos de las personas privadas de libertad”, manifestó la Canciller que recordó que durante este año 750 ecuatorianos fueron deportados por Estados Unidos, 400 sin cargos criminales y 65 por condición migratoria irregular.

“Su Gobierno está garantizando sus derechos y en este caso un retorno en las condiciones más ordenadas y seguras”, fue el mensaje de la Ministra Espinosa a los compatriotas ecuatorianos.

Mediante el convenio suscrito se transportará con los más altos estándares de seguridad y en el marco de la protección de derechos humanos, a treinta y seis ciudadanos ecuatorianos privados de libertad, que han sido sentenciados en los Estados Unidos de América. Esta medida es un plan piloto que tendrá continuidad en el futuro para posteriores casos.

Otro de los propósitos que establece el convenio es articular los procesos de cooperación interinstitucional con el fin de favorecer la reinserción social de los ciudadanos ecuatorianos privados de libertad, a través de un trato justo y humanitario, mediante la ejecución de acciones y emisión de protocolos que permitan el cumplimiento de su condena en el Ecuador, dentro del marco del Convenio sobre Traslado de Personas Condenadas de Estrasburgo.

Además el convenio, establece obligaciones para cada uno de los ministerios que lo suscribieron dentro de sus competencias, las cuales se han establecido en conjunto como resultado de varias reuniones técnicas de trabajos convocadas por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.