Las funciones del Estado se unen en defensa de la “legítima voluntad soberana del pueblo”

Rueda de prensa en Carondelet
Rueda de prensa en Carondelet

Quito, 07 de febrero de 2018

• Una delegación de alto nivel, liderada por la canciller, viaja a Costa Rica, con la argumentación jurídica en defensa del Estado
• El secretario de la OEA felicita “el compromiso democrático mostrado por el pueblo e instituciones de Ecuador”

Las funciones del Estado suscribieron hoy una declaración en defensa de la “legítima de la voluntad soberana del pueblo” ecuatoriano expresada en las urnas el pasado 4 de febrero, en referéndum y consulta popular, y exigieron el “respeto” a la decisión de la ciudadanía.

Declaración de las funciones del Estado

Declaración de las funciones del Estado

El documento señala lo siguiente: “Los representantes de la funciones del Estado reiteramos al país que el pronunciamiento emitido en las urnas el pasado 4 de febrero constituye una expresión clara y legítima de la voluntad soberana del pueblo, la misma que debe ser respetada, defendida y garantizada conforme al marco constitucional y legal vigente. Nos comprometemos a fortalecer la unidad y la institucionalidad democrática del país, en el marco de la autonomía e independencia de las funciones del Estado”

El documento fue suscrito en una reunión celebrada bajo la presidencia de Lenín Moreno, quien encabeza las firmas, junto a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Nubia Villacís; el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano; la presidenta de la Corta Nacional de Justicia, María Paulina Aguirre; el presidente de la Función de Transparencia y Control Social, Christian Cruz Rodríguez; el contralor, Pablo Celi; el procurador, Rafael Parreño; el delegado del presidente del Consejo de la Judicatura, Néstor Arbito; y el fiscal general, Carlos Baca.

Esta declaración forma parte del conjunto de medidas decidida por Ecuador en defensa del Estado y la democracia. Entre ellas también se incluye el desplazamiento, este 8 de febrero, a la sede de la Corte IDH, en Costa Rica, de una delegación de alto nivel liderada por la canciller María Fernanda Espinosa. Junto a ella acuden la ministra de Justicia, Rosana Alvarado; el secretario de la Política, Miguel Carvajal; el procurador general del Estado, Rafael Parreño; y el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano.

Las autoridades, defenderán la soberanía nacional, la Constitución, el Estado de derecho y la voluntad del pueblo ecuatoriano expresada libre y democráticamente en el referéndum y consulta popular de este 4 de febrero.

El Estado se defiende de ese modo frente a la “insólita” solicitud de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la Corte IDH, para que se emitan medidas provisionales en relación al referéndum que recibió el respaldo mayoritario del pueblo ecuatoriano.

A juicio de Ecuador, la CIDH actúa en este caso “sin apego a los procedimientos y al rigor jurídico” exigibles, además de atentar contra el derecho internacional y la democracia en Ecuador.

Entre las medidas de defensa del Estado y la democracia, además de la audiencia ante la Corte IDH, el presidente Lenín Moreno dialogó con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien manifestó su felicitación al jefe del Estado “por el triunfo electoral” en el referéndum y consulta popular, así como por “el compromiso democrático mostrado por el pueblo e instituciones de Ecuador”.

Por otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana llamó a consultas a su representante permanente ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al respecto, el Estado ecuatoriano alertó a los países hermanos del peligro para la democracia y la soberanía que supone una interferencia como la protagonizada por la CIDH, que puede suponer un “precedente nefasto” para el continente.

El presidente Lenín Moreno llamó así mismo a la Asamblea Nacional; a las autoridades nacionales, regionales y locales; Gobiernos autónomos descentralizados y todas las funciones del Estado a expresar su “férrea voluntad ” de defender la democracia y el estado de derecho en el país.

Del mismo modo, apeló a la “unidad del pueblo” para “rechazar esta intromisión en nuestro sistema democrático y en el derecho soberano de decidir nuestro presente y el futuro de nuestros hijos e hijas”.

Juristas, constitucionalistas, organizaciones sociales y sindicales, instituciones educativas, y representantes de nacionalidades y pueblos indígenas, afroecuatorianos, montubios, estudiantes, ecologistas, trabajadores y profesionales ya se pronunciaron en defensa del derecho del pueblo ecuatoriano a ser consultado y en apoyo a los resultados del referéndum y consulta popular del 4 de febrero.