Ecuador llama al diálogo en la OEA para la resolución de controversias y consolidación de relaciones en la región

Ecuador llama al diálogo en la OEA para la resolución de controversias y consolidación de relaciones en la región

Cancún – México, 20 de junio de 2017

Para el Ecuador, el diálogo entre las naciones contribuye a la consolidación de relaciones hemisféricas constructivas y es así que tratar su fortalecimiento en el marco de la 47° Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se convierte en una prioridad, así lo afirmó la Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, durante su intervención.

“Nuestro Presidente resume su compromiso con el diálogo en la siguiente frase: «Nada para ustedes sin ustedes». Esa es la visión con la que nuestro gobierno trabaja”, señaló la Canciller.

Recordó que el país trabaja por consolidar la integración con todos los países de América Latina, a través de organismos como Celac y Unasur, y ha logrado dar pasos importantes para fortalecer la cooperación y respeto mutuo entre estados.

En ese marco, subrayó que América Latina y el Caribe declararon a la región como zona de Paz. Por ello, saludó todos los avances en esa materia y en particular el compromiso del Ecuador como país sede de los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional.
El diálogo es también una opción para que la hermana República Bolivariana de Venezuela pueda solucionar la situación por la que atraviesa, aseguró la representante del Ecuador.

Reiteró su respaldo a las iniciativas impulsadas desde UNASUR y CELAC, y lamentó que la OEA no haya podido encontrar los caminos adecuados para apoyar estos procesos en marcha.

“La experiencia nos demuestra que para superar cualquier conflicto, es fundamental encontrar mecanismos que puedan facilitar el diálogo. Pero de ninguna manera pueden ser impuestos (…) Ofrecemos nuestro contingente para acompañar todas las alternativas encaminadas a tender puentes, como ya lo hemos hecho con otros países hermanos”, manifestó la Jefe de Diplomacia ecuatoriana.

Lamentó también las recientes declaraciones del Presidente de los Estados Unidos de América con respecto al retroceso en las relaciones con Cuba.

A propósito de la conmemoración del “Día Internacional del Refugiado”, consideró que la OEA debe mantener un diálogo serio sobre la movilidad humana e hizo un llamado a respetar los derechos de todas las personas en esta condición y propuso centrar el debate sobre estos temas como parte de la agenda hemisférica.

“Nos preocupan seriamente las deportaciones; los derechos de los niños y niñas; las familias separadas; la falta de garantía de derechos en los países de origen, tránsito y destino; así como el aumento de discursos que alientan el racismo y la xenofobia. Condenamos todos los actos de discriminación e intolerancia que aparecen en nuestro hemisferio”, expresó la ministra ecuatoriana.

La Canciller ecuatoriana aprovechó la oportunidad para hablar sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; al respecto el país ha identificado varios temas de atención inmediata entre los que se encuentran: la lucha por la justicia fiscal a nivel global; la agenda de cooperación en los ámbitos de la transparencia y la iniciativa para construir un instrumento vinculante sobre empresas trasnacionales.

Sobre este último, hizo un “llamado a todos los países a sumarse constructivamente a las negociaciones que llevamos adelante en Ginebra y a participar de la 3ra. Sesión del Grupo de Trabajo en octubre”.

Para el Ecuador encontrar soluciones para enfrentar el Cambio Climático requiere de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Por tal motivo lamentó el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, acción “que representa una clara amenaza para el multilateralismo, los derechos de la naturaleza y nuestro futuro”, precisó la Canciller.

Por último, insistió en la necesidad de fortalecer el Sistema Interamericano de Derechos Humanos pues considera que no es admisible que se prioricen unos derechos sobre otros.

“No pueden existir relatorías sobre Derechos Económicos Sociales y Culturales o sobre los Derechos de las personas migrantes, o un Grupo de Trabajo de Seguimiento al Protocolo de San Salvador, o más aún, el principal órgano del Sistema, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sin un financiamiento estable y adecuado”, concluyó la representante diplomática del Ecuador