CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA APRUEBA INFORME SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DE LA CIDH

260112_ OEA CIDH
  • El 25 de enero se realizó la Sesión del Consejo Permanente de la OEA, en la que se aprobó por consenso de todos los países miembros de la OEA, el informe elaborado por el “Grupo de Trabajo Especial de Reflexión sobre el funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH)”.

El grupo de trabajo fue creado por el Consejo Permanente de la OEA el 29 de junio de 2011, con la misión de profundizar el proceso de reflexión sobre el funcionamiento de la CIDH, en el marco de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH) y su Estatuto, con miras a lograr el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, y presente sus recomendaciones a los Estados Miembros a la brevedad posible. El grupo de trabajo contó con la participación de los Estados Miembros de la OEA, que presentaron las propuestas recogidas por el informe final.

La Representante Permanente del Ecuador ante la OEA, Maria Isabel Salvador resaltó en su intervención que la Delegación ecuatoriana tuvo una activa, propositiva y constructiva participación, en el convencimiento de que es obligación permanente de los Estados miembros de la OEA, y más aún de los que hacemos parte efectiva del Sistema Interamericano de Derechos Humanos,  procurar la eficacia, la eficiencia y el buen funcionamiento de la CIDH, para su propio fortalecimiento y de todo el Sistema.

“Este Informe del Grupo de Trabajo sobre el funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, recoge los elementos de consenso de los Estados, en un arduo ejercicio multilateral, cuyo objetivo es tener una Comisión Interamericana más sólida, más rigurosa, más universal, donde todos los derechos se atiendan en la misma medida;  por  la que todos los ciudadanos y ciudadanas de las Américas se sientan igualmente protegidos; y de la que todos los Estados de la OEA, insisto TODOS,  podamos sentirnos orgullosos, seguros y con renovada confianza” aseveró.

Destacó que para el Ecuador, el principio de Universalidad del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, es un tema prioritario, y del que se desprenden todos los demás. En ese contexto el Ecuador considera que es una tarea de todos contar con un sistema que represente en igual grado y posibilidades a todos los habitantes de las Américas, y comprometa de igual manera a todos los Estados de la región. “No es ni debería ser aceptable que los Estados de las Américas no estemos en capacidad de financiar la protección y promoción de los derechos humanos en nuestra región” dijo.

Afirmó que el Ecuador cree que los órganos del Sistema Interamericano deben ser financiados con el presupuesto regular de la OEA y no se les debe someter  a que se conviertan en gestores de recursos financieros, a más de las funciones tan delicadas para las que fueron creados, pues ello puede atentar contra su  verdadera independencia y autonomía. Resaltó que todos los derechos humanos merecen la misma atención y posibilidad de ser promovidos y precautelados, y por lo tanto todas las Relatorías de la CIDH deben contar con los mismos recursos (1).

Por su parte, los demás países expresaron sus puntos de vista sobre el informe, por ejemplo, Perú señaló que comparte las recomendaciones del informe, cuyo alcance no cuestionan la legitimidad del sistema, sino determinados aspectos con miras a su mejora. Y considera que la universalidad es la piedra angular sobre la que reposa el SIDH, por lo tanto, cree que el hecho de que varios estados aun no sean parte de la CADH ni de la jurisdicción de la Corte socava las posibilidades del SIDH.

Brasil recordó que acogió con gran satisfacción el informe final del GT presentado el 14 de diciembre de 2011. Reiteró, en este sentido, que su texto refleja preocupaciones compartidas por el Brasil de reformas necesarias para el mejor fortalecimiento del SIDH.

Añadió que es esencial que la CIDH sea capaz de proveer una respuesta adecuada a la nueva realidad de las Américas y que se muestre receptiva con las recomendaciones que, en buena fe, buscan mejorar el funcionamiento de la misma. La CIDH se debe adaptar a las necesidades que imponen los nuevos desafíos que plantea la realidad actual, acotó.

Finalizó señalando que Brasil cree que es necesario buscar los medios para procurar la implementación de dichas recomendaciones.

Panamá renovó el ofrecimiento de que su país sea sede de CIDH, destacando los beneficios de esa propuesta, como sería accesibilidad –visas-, equidistancia y cercanía a Costa Rica en donde tiene sede la Corte IDH.

Asimismo, la Presidenta de la CIDH, Comisionada Dinah Shelton, acotó que al interior de la Comisión ven  con buenos ojos las recomendaciones  que contiene el informe, y adelantó que  se les dará una consideración prioritaria.

Al finalizar la reunión, el Presidente del Consejo Permanente anunció que se aprueba el informe y que el mismo será elevado a conocimiento de los Ministros de Relaciones Exteriores reunidos en Asamblea General; que se remitirá el informe a la CIDH, al Secretario General de la OEA y a los Estados Miembros para que conozcan las recomendaciones que les corresponden; finalmente, se encomendará al Secretario General que informe a la Asamblea General de la OEA el avance en la implementación de las recomendaciones del informe del grupo de trabajo, por parte de los destinatarios de las mismas.

(1) En la actualidad la única Relatoría de la CIDH que tiene la condición de “especial” y puede gestionar recursos externos es la que se encarga del derecho a la libertad de expresión.

Enlaces de interés:

BOLETÍN DE PRENSA No. 069