Colombia y Ecuador acuerdan limitar una zona de exclusión para aspersión con glifosato

  • El Canciller Ricardo Patiño informó que el Gobierno colombiano se comprometió a garantizar una zona de exclusión de 10 kilómetros en la frontera para que las aspersiones con glifosato no vuelva a afectar a la población y territorio ecuatoriano. Este es uno de los acuerdos alcanzados entre ambos países  con el que se da una  solución a la controversia existente en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, relativa a la erradicación de cultivos ilícitos cerca de la frontera con nuestro país. Adicionalmente, Colombia pagará USD 15 millones a Ecuador por afectaciones de fumigación en la frontera.

“Hemos tomado la decisión de llegar a un acuerdo extrajudicial que concluye el litigio jurídico, pero que se fundamenta en el principal objetivo del Gobierno del Ecuador cuando se inició la demanda, para que nunca más los efectos del glifosato utilizados por el Gobierno colombiano en su lucha por la erradicación de los cultivos ilícitos, llegue a nuestro territorio. Este es un compromiso que Colombia ha aceptado”, afirmó el Canciller Patiño.

Explicó también que el Gobierno de Colombia, de conformidad con los principios y normas del Derecho Internacional, de acuerdo con sus obligaciones internacionales, y con el ánimo de seguir construyendo la mencionada agenda positiva entre los dos países hermanos; reafirmó su compromiso con la observancia del más absoluto respeto a la soberanía del Ecuador, a los derechos de sus habitantes y a su medio ambiente.

El país vecino adoptará todas las medidas necesarias para evitar que el herbicida que se usa en la erradicación de cultivos ilícitos se deposite en territorio ecuatoriano.

Por otro lado, entregará a Ecuador una contribución económica equivalente a USD 15 millones, recursos destinados al desarrollo social y económico en las áreas de frontera acordadas.

Colombia garantizará una zona de exclusión que inicialmente será de 10 kilómetros en la zona fronteriza con el Ecuador para que la aspersión aérea de glifosato no vuelva afectar al territorio ecuatoriano.

Esta zona de exclusión podrá reducirse a 5 kilómetros en el segundo año y hasta 2 kilómetros  en adelante, siempre y cuando, la Comisión Científica Binacional compruebe y certifique que el glifosato asperjado no llegue al territorio ecuatoriano, bajo ninguna circunstancia y por tanto que no cause daño a la población, a los animales y a la naturaleza. En caso de que se demuestre que con la reducción de la zona de exclusión, la deriva de las aspersiones aéreas haya alcanzado territorio ecuatoriano, inmediatamente volverá a ampliarse hasta 5 o 10 kilómetros.

El compromiso también incluye la creación de una Comisión Binacional que se reunirá regularmente, por lo menos cuatro veces al año o siempre que sea necesario. La misión de los delegados será el autorizar una disminución en la zona de exclusión aérea, en caso de ser necesario. “Estoy seguro que esto es mucho más de lo que podía haberse alcanzado en un fallo, porque es muy difícil para un Tribunal Internacional obligar a un país a establecer un compromiso de esta naturaleza, porque puede alegarse que está afectando su soberanía, pero cuando es un acuerdo amistoso es posible lograrlo”, afirmó el Canciller.

Al finalizar, el Ministro Ricardo Patiño aclaró que ambos países a través de las respectivas Cancillerías realizarán el seguimiento y vigilancia del acuerdo.