Avanza proceso de constitución para Centro de Arbitraje de UNASUR

TALLER

La Comisión Técnica Presidencial para la Nueva Arquitectura Financiera Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, realizó el taller denominado “Tratados Bilaterales de Inversión, Transnacionales y las Acciones de los Estados”, espacio de discusión y aportes sobre la desigualdad jurídica en instancias arbitrales internacionales, como resultado de la suscripción de Tratados Bilaterales de Inversión entre el Estado y las empresas transnacionales.  El evento contó con la presencia de diversos actores nacionales y expertos internacionales, entre ellos: Alejandro Olmos (Argentina), Javier Echaide (Argentina), Alberto Arroyo (México) y Cecilia Olivet (Uruguay). Y se obtuvieron reflexiones importantes sobre el Centro Alternativo de Arbitraje y Mediación en el marco de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), así como para el diseño de un Observatorio Internacional de las Transnacionales.

Los expositores rescataron que, en un contexto geopolítico en donde América Latina y el Caribe constituye la región más afectada en cuanto al número de demandas planteadas por empresas transnacionales, tal situación responde a un evidente cambio de política hacia una visión progresista y de recuperación de la soberanía de sus recursos naturales. Se presentaron propuestas conducentes al establecimiento de Centros de Arbitraje y Mediación en la región, los mismos que deberán cumplir con los preceptos de neutralidad en el sistema de regulación de inversiones. Así mismo, se contempla como necesaria la creación de un marco regulatorio jurídico que contemple principios de responsabilidades cruzadas, asignando de este modo responsabilidades también a las empresas transnacionales, y no tan solo a los Estados.

En cuanto a la creación del Observatorio Internacional de Inversiones, propuesta que surge de la Conferencia Ministerial de Estados Latinoamericanos afectados por Intereses Transnacionales de 22 de abril de 2013, llevada a cabo en Guayaquil, Ecuador, se hizo énfasis en la oportunidad histórica que representa este espacio multilateral para ampliar el conocimiento respecto del alcance real de los Tratados de Inversión; de disponer de un instrumento que permita monitorear y brindar el seguimiento del casos a las demandas impuestas a nuestros Estados; y, que se constituya un espacio de coordinación y consulta de los Estados que brinde respuestas concretas a los casos particulares.

El debate giró en torno a la necesidad de contar con tribunales independientes e imparciales, que generen un equilibrio en el sistema jurídico internacional. En tal sentido, una modificación al cuerpo legal actual, así como el establecimiento de un sistema jurídico de lo que deben ser los contratos y/o tratados internacionales, es primordial para lograr la efectividad de acción del nuevo Centro de Arbitraje propuesto en el marco de la UNASUR. Actualmente se cuenta con una soberanía relativa que ha sido constituida para favorecer a los intereses del inversionista, a partir de una legislación internacional aceptada por los diversos actores. Se insistió en que tal cambio se generaría a partir de decisiones políticas de los Estados, más allá de las discusiones técnicas que pudiesen forjarse.